Archivos de la categoría lengua

Escritura Pautada

En la clase de Lengua, Carol nos pidió que escribiéramos un cuento a partir de algunos datos propuestos por otros compañeros. El siguiente es mi cuento.

Lugar: Punta del Este

Objeto perdido: Celular

Personaje: Carlos

Frase que dice este personaje: “¡Ai qué rico!”

Momento de la historia: Volviendo del dentista

Carlos es mi vecino. Un gordito alegre que vive solo en el A, justo al lado de mi departamento, que vendría a ser el B, los dos con la mejor vista a la playa de mi queridísima Punta del Este. Cada vez que me lo encuentro me viene con una historia diferente y son todas muy cómicas, por eso es que se me ocurrió contárselas. “Los últimos serán los primeros” dice el famoso dicho, así que voy a relatarles la que me contó ayer cuando compartimos ascensor.

A Carlos le fascinan los chocolates y caramelos y siempre come mucho de estos, por eso es que va al dentista muy seguido. El día de su última visita, el Miércoles pasado, es cuando esta historia ocurre.

Él salió del dentista y como es costumbre cada vez que sale de este, pasó  por la heladería de enfrente. Después de su cuarto kilo de chocolate con avellanas, paró un momento en un kiosquito al no poder evitar cómo lo estaban tentando esos deliciosos chocolates que tanto le gustan. Después de caminar unas cuadras, se le ocurrió ir a darle una visita rápida a su abuelita. Como estaba a solo una cuadra de desvío, ni lo tuvo que pensar dos veces. Él quiere mucho a su abuela y siempre me habla de ella y de sus cursos de tejido. Se quedó en lo de su abuela hasta las siete y media y después de besos y abrazos se tomó el colectivo que lo deja en la puerta del edificio. Cuando quiso agarrar su teléfono para contarle de la visita a su primo se dio cuenta de que no lo tenía más con él. Se llamó y trató de escuchar pero no sonaba en ninguna parte de su departamento.

Carlos como un rayo se dirigió hasta la estación del colectivo y preguntó por su pertenencia, pero no había aparecido por ahí; luego se encaminó a lo de su abuelita que le dijo que no lo vio en ninguna parte. Igualmente, él mismo lo buscó. Nada; Después se hizo unas cuadras más hasta la heladería pero Rodolfo, el dueño, le dijo que no lo vio usándolo y que tampoco lo vio en las mesas ni en el baño; Finalmente, con un poco de esperanzas que aún quedaban, se cruzó al dentista. Lo buscó con Gladys por siete minutos, revolviendo todo, pero no estaba, y en las cosas perdidas solo había un paraguas y una mochila.

Muy triste, Carlos bajó del dentista y cuando dobló en la esquina se le ocurrió pasar por un kiosco para tal vez sentirse mejor con algún chocolatín. Cuando se agachó para alcanzar sus chocolates preferidos e incomparables, los Wonkys, notó una luz titilando. Rápidamente movió los chocolates, miren si era una bomba por hacer explosión! Mejor, era su celular! Se había olvidado de su rápida parada en el quiosco a la vuelta del dentista. Para complacerse aun más, Carlos se llevo tres más de sus Wonkys y se volvió a su casa comiéndolos mientras repetía “¡Ai qué rico!”.

 

Estudiamos la Historieta

En la clase de Lengua estamos trabajando con los distintos tipos de la Historieta.

CARICATURA:

  • Cuenta con una sola viñeta.
  • Suele prescindir del código lingüístico, pero en ocasiones emplea textos brevísimos.
  • Consiste en un retrato exagerado de un personaje público con la intención de hacer una crítica satírica.
  • Los personajes varían a lo largo de las caricaturas.

TIRA CÓMICA:

  • Su formato es rígido (cuatro o cinco viñetas de tamaño uniforme).
  • Se utilizan el código icónico y el verbal.
  • Desarrolla una historia de humor que concluye en el último cuadro. Mantiene los mismos personajes a lo largo de las tiras.

HISTORIETA:

  • Cuenta con un formato flexible.
  • Combina imágenes y texto.
  • Deja un final abierto que es retomado en la primera viñeta de la próxima entrega, que puede ser diaria, semanal o quincenal.
  • Narra historias de acción y aventura. Por lo general, sus personajes son superhéroes o famosos detectives.


CARICATURA:
n1374992839

 

 

 

 

 

 

CÓMIC:

HISTORIETA:

Comic

El día 3/10 en la clase del engua, hicimos un comic, elijiendo un antiheroe de los que habíamos inventado antes. En el blog de Camila están los antiheroes. Primero pensamos la idea, de que se iba a tratar, y despues lo dibujamos. 

Idea:

El Jefe citó a Gretchen Manotas y al simple clavo. Los mandó a trabajar juntos. El único problema era que eran muy diferentes. Eduardo les asignó una misión muy importante: construir una casa para su perro. Cuando llegaron al terreno ninguno se ponía de acuerdo. Clavito la retaba a Manotas porque todo lo que tocaba lo destruía, y Manotas se angustiaba y le pegaba con un martillo. Finalmente se amigaron y construyeron la casa.

COMIC

 

Poesía Humorística

En lengua estamos trabajando sobre el tema del humor. Nuestra profesora nos dio una consigna, aca está el trabajo:

1. Una pelota de fútbol que siente amor. Está enamorada del botín.

2. Una chica que es tan gorda que se desplaza rodando. Y está enamorada.

3.

Amor sin Revancha

La pelota se enamoró

del botín que la pateó.

Todo sucedió en la cancha

y la cegó sin revancha.

El botín la patea

y ella lloriquea.

Ya que su amor es imposible

y el botín, impredecible.

Hay una sola cosa que la pelota no podrá superar

y es que el botín jamás la va a amar.

 

 

Ensayo Orient Express

Para Lengua, tuvimos que hacer un ensayo acerca del libro que leimos durante nuestras vacaciones, “Asesinato en el Orient Express”. Este es mi ensayo.

08/08/2014

Luna Pérez Muñiz

Asesinato en el Orient Express –Ensayo

La novela “Asesinato en el Orient Express” por Agatha Christie pertenece al género policial clásico. En el siguiente ensayo voy a dar mis razones a esta afirmación y argumentarlas.

Para empezar, el detective empleado para resolver este caso, Monsieur Hércules Poirot, es un investigador amateur que trabaja por gusto, por amor a la verdad. “…Éste problema me intriga.” Esto dice Poirot. Él resuelve casos no por la paga sino porque le gusta resolver. Los más difíciles son los más divertidos para él. También es un razonador nato que resuelve los enigmas a partir de la observación y deducción, sin utilizar la violencia. “…Para resolver un caso no hay más que recostarse en un sillón y pensar.” “…utilice (como se que dice usted) las células grises de su cerebro…” “…La psicología [es] lo que me interesa.” Esto argumenta que él sólo se sienta en un sillón a pensar. Él interroga, hace preguntas, y sin darte cuenta, ya lo resolvió. Este tipo de detective pertenece al género policial clásico.

Prosiguiendo, como otra característica que cuenta con el género policial, el crimen no tiene motivación social y la narración no se centra en las razones de por qué el criminal llegó a cometer el asesinato. Sólo se sabe que lo hizo por venganza. Estaban todos furiosos y cuando se enteraron de que el que asesinó a la pobre Daisy, iba a estar en ese tren, no pudieron evitar planear el asesinato.

Luego, si nos enfocamos en la descripción del cadáver nos daremos cuenta de que se evita el morbo. Así, el narrador no va a describir exhaustivamente al cadáver ya que esto sería un tanto perturbador o asqueroso. El policial clásico sugiere no centrarse mucho en la descripción de lo morboso, lo sangriento… “Se inclinó sobre el cadáver. Finalmente, se incorporó con un ligero gesto de disgusto. –No es nada agradable…” Como se puede ver, no se llega a describir demasiado el cadáver y solo se sienten las reacciones de las personas.

El crimen también tiende a ser un problema matemático, un enigma. “Si que es una situación difícil –convino Poirot” “No puedo negar que éste problema me intriga”. Él necesita interrogar a cada persona, necesita examinar el plano del coche, etcétera. “Me gustaría tener un plano del coche Estambul–Calais con una lista de los viajeros que ocupan los diversos compartimientos y también me gustaría examinar sus pasaportes y billetes.” Eso dice Poirot antes de empezar su investigación.

Otra característica del género es que sucede en un espacio cerrado. Toda la investigación y el crimen, todo, sucede adentro de un tren. Hasta la solución. “Recostémonos y reflexionemos” Esas son las palabras exactas de Poirot cuando llega la hora de pensar, ya que todas las pistas estaban en frente de él. Se ve que le funcionó acostarse y pensar ya que después de esos quince minutos pudo resolver el enigma que lo venia taladrando hace rato. Y todo eso en un espacio cerrado.

Parte de que sea una novela del género policial clásico implica que no la narre el detective. Ya que es él el que se entera de todo antes que los demás. “Hay dos soluciones al caso y quiero exponerlas ante todos ustedes.” Entonces siempre nos amoldamos a la narración en tercera persona, como en este caso. “Los viajeros fueron llegando al coche comedor y tomaron asiento en torno a las mesas”. O a una primera persona de un testigo, como sucede con Watson, el compañero de Sherlock Holmes o con otra narración de Hércules Poirot en la cual su ayudante o amigo aparece narrando los hechos. Esto sucede para que todo sea una sorpresa ante los ojos del lector. “Yo tampoco –contestó Bouc. –No tengo la menor idea” Eso le dice Bouc a Poirot cuando después de haber pensado ya tiene en su mente dos soluciones y pregunta a Bouc si a él se la ha ocurrido algo. “Lo sabe usted ya todo, Monsieur Poirot. Es usted un hombre maravilloso.” La última cita fue empleada por la condesa Adrenyi luego de que todos hayan escuchado a Poirot relatando paso a paso lo que ellos habían hecho. Hércules Poirot habría descubierto la solución al crimen.

TP Orient Express

En Lengua leimos un libro que se llama “Asesinato en el Orient Express” durante las vacaciones. Tuvimos que hacer un Trabajo Practico y estas son mis respuestas.

08/08/2014

Luna Perez Muñiz

Asesinato en el Orient Express

Trabajo 1:

Hércules Poirot es un detective amateur, un razonador nato. Ya que es esto así, no utiliza métodos violentos para resolver casos. “Éste es un caso ideal para usted […] me han informado que le han oído a usted decir con frecuencia que para resolver un caso no hay más que recostarse en un sillón y pensar.” Esto le dice Monsieur Bouc a Poirot y esta en lo cierto. Él le tiene un profundo amor a la verdad y es por eso que no espera una paga sino que resuelve el crimen por si solo. Porque le parezca interesante. “…Éste problema me intriga.” Dice Poirot. Él para resolver sus enigmas solo necesita pensar, “…utilice (como se que dice usted) las células grises de su cerebro…” “Es un gran ejercicio cerebral el que tenemos que realizar” “Vea usted, mi querido doctor, yo no confío mucho en el procedimiento de los expertos. Es la psicología lo que me interesa” Estas dos últimas citas son empleadas por Poirot para explicar cómo suele razonar crímenes. Con el cerebro, psicológicamente.

Si nos enfocamos ahora en lo físico, Hércules Poirot no era necesariamente alto. Su cabeza con forma de huevo sujetaba un bigote tieso y militar. En el momento en el que él se encontraba todo tapado “…sólo podían verse la punta de su nariz y las dos guías de un enhiesto bigote.” “Poirot se dedicó a la ímproba tarea de mantener sus bigotes fuera de la sopa”. Él solía servirle al ejército Francés, ya que esa era su nacionalidad. Su vestimenta siempre iba bien limpia, reluciente.

Trabajo 2:

PISTAS: 1. El criminal debería estar si o si en el tren todavía debido a que si hubiera escapado por la ventana tendría que haber dejado huellas en la nieve y no podría haber bajado en una estación ya que había ocurrido un accidente y el tren estaba quieto.

2. Tendría que haber escapado por la puerta que conecta la habitación de Ratchett con la de Mrs. Hubbard ya que la puerta estaba encadenada por adentro y no escapó por la ventanilla debido a las huellas que podría haber dejado. Además Mrs. Hubbard creyó sentir a una persona en su habitación.

3. Habían apuñaladas que sólo podrían haberse efectuado por una mujer ya que eran débiles.

4. Habían apuñaladas que tendrían que haberse efectuado por un hombre ya que las heridas llegaban al hueso y eran bastante profundas, se necesitaría mucha fuerza que sólo puede emplear un hombre.

5. Habían apuñaladas empleadas con la mano izquierda.

6. Habían apuñaladas empleadas con la mano derecha.

7. Se encontró un limpiapipas en el compartimiento de Ratchett. Él no fumaba pipa. El único que fumaba pipa era el Coronel Arbuthnot.

8. Se encontró un botón de uniforme de encargado en el compartimiento pero al encargado del coche no le faltaba ninguno.

9. Algunas personas vieron a un encargado que no era el del coche sino otro moreno y bajo.

10. Un uniforme de encargado fue encontrado en la maleta de Hildegarde Schmidt.

11. Algunos pasajeros lograron ver a una señora vistiendo un kimono de escarlata pero nadie sabía quién era. Luego se encontró este kimono en el equipaje de Poirot.

12. También se encontró un pañuelo de mujer con la inicial H que más tarde se declara que es de la Condesa Adrenyi.

13. Se encuentra una cerilla usada.

14. Se encuentra un papel quemado que después de un experimento se encuentra que dice “…cuerda a la pequeña Daisy Amstrong.”

15. La identidad de la víctima es descubierta. Es Casseti, el que secuestró a la pequeña Daisy Amstrong y luego causó que el padre, la madre y la niñera se murieran.

16. Se descubre que todos los pasajeros de ese coche, 12 más el encargado, tuvieron que ver con la familia Amstrong.

SOLUCIÓN: Todas estas personas se complotaron y se les ocurrió este maravilloso plan el cuál era reunirse en el coche y asesinar a Casseti una apuñalada cada uno. Excepto la condesa Adrenyi. Todos se armaron una escena y crearon a la dama del kimono y al segundo encargado. Se inculparon así sería más difícil resolver el crimen.

Personaje de Policial Clásico

Camila, nuestra profesora de lengua, nos pidió de crear un personaje de relato policial clásico. Éste es el mío.
  Seguro ya ha visto a Mr.Street. Si piensa que no, seguramente se equivoca. Mr.Street es visto por todos los del vecindario pero no reconocido por ellos.
  Enfrente de las vías ferroviarias se encuentra sentado un pobre viejo detective llamado Mr. Street. Cuando la gente pasa por al lado lo saluda con un simple “¡Hasta luego!” o un “Muy buen día”. Pero nadie se interesa por saber de la historia que ocultan sus viejos harapos y su sombrero agujereado.
  Mr. Street antes era un noble caballero con una digna vivienda. Se dedicaba a resolver enigmas. Así es, un hombre tan importante que lleva consigo un licenciado de derecho en Harvard se dedicaba simplemente a resolver misterios voluntariamente. Mr. Street era un detective. Eso era lo que le gustaba. Nada de títulos o licenciaturas. El caballero le tenía un profundo amor a la verdad y cuando su casa fue demolida para construir una nueva estación ferroviaria, debido a sus atrasados pagos, él paso a yacer en la calle. Viviendo de unos pelines que le sobran de viejos casos.
  Sigue recibiendo cada tanto uno que otro enigma redactado en papel y lápiz. Él solo piensa y piensa durante unos días y sin más atraso devuelve la carta a su remitente. 
  Así que, mi amigo, si le surge un misterio no dude en dejar un escrito en el buzón de la estación. El cual es revisado diariamente por mi amigo, Mr. Street.